LAS CONFERENCIAS-2016 - Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras

- CETRO DE ESTUDIOS ESPÍRITAS SIN FRONTERAS -
Aquel que ejecuta, camina delante de  aquel que sabe. Emmanuel
Fe inquebrantable es la que puede mirar cara a cara a la razón en todas las épocas de la vida.
CEESF
Vaya al Contenido

LAS CONFERENCIAS-2016

CONFERENCIAS > MARIA GILES
MARÍA GILES

Auxiliar administrativo. Trabajadora espírita en el Centro de Estudios Espírita Allan Kardec de Málaga, donde me forme y trabaje dando clases y en trabajos mediúmnicos. Actualmente en Abril del 2014 Fundadora y dirigente del Centro de Estudios Espírita José María Fernández Colavida en Asturias. Colaboro con la Federación Espirita Española virtualmente como monitora y en el Centro de Estudios Espiritas Sin Fronteras. Conferenciante en prácticas. En proyecto colaborar en la comisión de divulgación de la Federación Espirita Española.

 MARÍA GILES

“Entonces Pedro, se acercó y le dijo: Señor, ¿cuántas veces tengo que  perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. El Reino de Dios es semejante a un rey que quiso arreglar sus cuentas con sus empleados. Al comenzar a tomarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. No teniendo con qué pagar, el señor mandó que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que le fuera pagada la deuda. El empleado se echó a sus pies y le suplicó: Dame un plazo y te lo pagaré todo. El señor se compadeció de él, lo soltó y le perdonó la deuda. El empleado, al salir, se encontró con uno de sus compañeros que le debía un poco de dinero, lo agarró por el cuello y le dijo: ¡Paga lo que me debes! El compañero se echó a sus pies y le suplicó: ¡Dame un plazo y te pagaré! Pero él no quiso, sino que fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara la deuda. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se disgustaron mucho y fueron a contar a su señor todo lo que había pasado. Entonces su señor lo llamó y le dijo: Malvado, te he perdonado toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, como yo me compadecí de ti? Y el señor, irritado, lo entregó a los verdugos, hasta que pagase toda la deuda. Así hará mi Padre Celestial con vosotros si cada uno de vosotros no perdona de corazón a su hermano.”                             VIDEO     AUDIO    PPS  


MARÍA GILES 

Referencia Conferencia Mediumnidad / María Giles-Web CEESF Nuestra hermana Espírita, María Giles, nos presentó en el canal CEESF, un tema apasionante y de inquietud para todas las personas que de alguna forma, presienten de forma ostensible o no, a los hermanos desencarnados desde el otro lado de la vida. Hizo un bosquejo muy interesante de varias obras mediúmnicas en las que encontramos las del Espíritu André Luiz y, la obra de la Espiritista Brasileña Yvonne Amaral Pereira, de su libro Recuerdos de la mediumnidad; donde encontramos muchos detalles sobre la práctica mediúmnica. El mayor hincapié que M. Giles se esforzó por mostrarnos, recayó sobre el tratado de Mediumnidad más importante para todo médium y personas que deseen conocer esta herramienta maravillosa que se llama “Mediumnidad”; El libro de los Médiums, de Allan Kardec. En dos categorías importantes se dividen los médiums, los de efectos físicos y los de efectos intelectuales, a partir de ahí una variedad se desdobla de ellos. Nuestra querida amiga, nos invitó a repasar nuevamente a través del estudio paciente y minucioso los libros de la codificación para poder entender en su más amplio sentido la mediumnidad, ya que el fenómeno mediúmnico nos acompaña desde la antigüedad, no es nuevo, es de siempre.
      VIDEO     AUDIO     PPS    TEXTO 


CENTRO DE ESTUDIOS ESPIRITAS SIN FRONTERAS
TEF. MOVIL: +34 647403606

Copyright © 2012 · Todos los derechos reservados | Política de Privacidad | Política de Cookies
ANICETO
Un nuevo sector de lucha se desdoblaría ante mi alma. No debería perder la oportunidad. Nuestro Hogar estaba lleno de entidades ansiosas por adquisiciones de esa naturaleza. ¿No sería justo entregarme de buena voluntad al nuevo aprendizaje? Además, seguro de mi regreso a la vida carnal, en un futuro tal vez no distante, mi buena disposición constituiría una realización de profundo interés para mi aprovechamiento general.
Publicado por CHICO XAVIER - 15/10/2018
EN LA PRESENCIA DEL CRISTO
“El Cristo fue el iniciador de la moral más pura y más sublime: la moral evangélica- cristiana que debe renovar el mundo, aproximar a los hombres y hacerlos hermanos; que debe hacer brotar de todos los corazones humanos la caridad y el amor al prójimo, y crear entre todos los hombres una solidaridad común; en fin, de una moral que debe transformar la Tierra y hacer de ella una morada para los Espíritus superiores a los que hoy la habitan. (Cap. I, ítem: 9)
Publicado por CHICO XAVIER - 15/10/2018
LA ESCUELA DE LAS ALMAS
— Hay también un banquete festivo, en la vida celestial, donde nuestros sentimientos deben servir a la gloria del Padre. El hogar, la mayoría de las veces, es el crisol santo o el horno que prepara. Lo qué nos parece aflicción o sufrimiento dentro de él, es recurso espiritual. El corazón despierto para la Voluntad del Señor retira las más luminosas bendiciones de sus luchas renovadoras, porque, solamente ahí, al encuentro de unos con los otros, examinando aspiraciones e inclinaciones que no son nuestras, observando defectos ajenos y aguantándolos, aprendemos a deshacer las propias imperfecciones.
Publicado por CHICO XAVIER - 15/10/2018
RENOVACIÓN
Al desligarme de los lazos inferiores que me prendían a las actividades terrestres, elevado entendimiento regocijó mi Espíritu.
Sin embargo, semejante liberación no se había realizado espontáneamente.
Publicado por CHICO XAVIER - 29/9/2018
¡Gracias, Señor!
Hace un siglo, convidaste a Allan Kardec, el apóstol de tus comienzos, a la revisión de las enseñanzas y de las promesas que dirigiste al pueblo, en el Sermón de la Montaña, y nos diste “El Evangelio según el Espiritismo”.
Publicado por CHICO XAVIER - 29/9/2018
Regreso al contenido